What if?

Hace unos días, nos llegaba la propuesta de Aire Barcelona para la próxima temporada.

Y una vez analizada con todo detalle, si hay algo que tenemos que reconocer es que probablemente abarque propuestas para todos los gustos.

Palabras de honor, cuellos halter, de barco, con o sin chaquetas…

Tules, bordados, encajes y pedrerías.

Tal y como se presenta en su página web, me parecía poco adecuado hacer una recopilación sin más en una entrada. Dejar las más de cien fotos de sus modelos, cuando hay tantísima variedad, no tenía sentido. Como he mencionado, hay tantísimas propuestas como situaciones y bodas posibles y diferentes.

Por ello, he decidido hacer un post distinto. Me lo he planteado como un: ¿qué escogería si?… Es decir, con qué modelo me quedaría yo, según qué circunstancias.

A ver qué os parece mi selección.

¿Qué pasaría si?…

  • Fuera una boda civil

Porque dudo que nadie escogiera algo así en una boda religiosa. Y tengo que confesar que tengo debilidad por los vestidos de novia cortos.

vestido_de_novia_aire_2015_8C1C4

  • Me quedara bien el palabra de honor

Y es que es uno de los estilos a los que más se ha recurrido a lo largo de los años. Y yo, nunca he sido una gran amante de este escote, no sé si por manido o porque a mi personalmente no me queda bien.

En cualquier caso, estos modelos me parecen muy bonitos, y aptos para casi todo tipo de ceremonias.

 

phonort1 phonort2

  • Me casara en Nueva York

Y es que, hay cosas que solo pegan en esta ciudad, distinta al resto de Estados Unidos. Donde puedes escoger casarte en algún edificio espectacular, un hotel de lujo o el mismísimo Central Park. Bodas en las que combinar la sobriedad y el lujo sin que chirríe nada, y que nos recuerdan a los sonados eventos de series como Sexo en Nueva York o Gossip Girl.

Sin duda, creo que seis opciones que no dejan indiferente a nadie.

nyt1 nyt2

  • Mi boda fuera de inspiración vintage

Poco que añadir en este caso. Para aquellas bodas de estilo vintage o con aires retro en su decoración, nada como escoger un vestido así para la novia. Dejo seis propuestas, tres más evidentes, y tres alternativas más suavizadas.

vintage1 vintage2

  • Quisiera ir cómoda

Apostaría sin dudarlo por uno de estos tres modelos. Esas faldas en tul de seda son mi perdición. Me parecen absolutamente elegantes, sencillas, ligeras y cómodas. Además, en estos casos creo que la combinación con la parte superior ha dado un resultado impecable.

 

comoda

  • Quisiera ser princesa por un día

Todas hemos querido sentirnos alguna vez como auténticas princesas, y estos modelos los he escogido en honor a aquellas que necesitan este estilo para sentirse princesas en sus bodas de cuento soñadas.

Brillos, encajes y faldas con vuelo…

princesat1 princesat2

  • En realidad fuera princesa

Porque no es lo mismo soñar con ser una princesa que serlo de verdad, y por eso aquí dejo algunos modelos que creo que hubieran encajado bien en algunas de las últimas bodas de la realeza europea.

princesast1.1 princesast1.2

 

Y hasta aquí, mi selección particular. Reconozco que me lo he pasado bastante bien con la propuesta adaptada a mis gustos y criterio.

Espero que os haya gustado el post, y la forma de mostraros la colección.

Nos vemos pronto!

Natural, soft & simple

En cada vez más ocasiones, diría que menos es más, y esta boda es un fiel reflejo de lo que esta frase representa.

Si hay una cosa que tenemos clara en Twelve Oh! Clock es que cada boda es diferente, tanto como lo son los protagonistas y sus circunstancias. Por eso, hoy me ha apetecido mostraros esta boda que no solo destaca por la sencillez en los detalles de la decoración, sino también porque se trata de una boda muy muy íntima, con poquitos invitados, quizá solo para la familia directa, y que en algunas ocasiones nos puede ser muy útil como inspiración.

De ella, me quedo con el precioso vestido de la novia, de clarísima inspiración en los años 20. Y la elegancia general y buen gusto que transmiten detalles como las invitaciones, la tarta y la decoración de la mesa y las flores.

Sin duda, esta boda encaja perfectamente con los valores de Twelve Oh! Clock como son la precisión y el gusto por el detalle.

Os dejo con ella. Espero que os guste y que tengáis una feliz semana.

vintage13

Weber Photography Weber Photography vintage13.3 vintage13.4 vintage13.5 vinatge13.7 vintage13.6 Weber Photography(vía)